Nuestro tiempo es otra historia.

Buenos días majos!
Hoy vengo a contaros un breve historia …

La historia se enfoca en este siglo donde vivimos, donde todo lo que compramos tiene fecha de caducidad, donde las cosas no duran para siempre, donde el consumismo abunda y se desvanece entre las manos.
Donde los sustitutos están a la orden del día, y no se valora bien lo hecho a mano.
Pues bien, yo cada vez apuesto más por la tecnología pero no me olvido de lo que hay detrás, me encanta el handmade, el ponerle corazón a las cosas que se hacen, a dejar tu firma en algo que durará para siempre…
Por eso me enorgullece trabajar con una marca como Grayton Watches donde cuidan cada detalle para que podamos tener un producto de calidad y de eterno funcionamiento.
Sus relojes son para mí auténticas joyas, además de ser automáticos, no utilizan baterías de cuarzo), tienen un diseño y elaboración artesanal que permanece en el tiempo.
Hechos de acero inoxidable y combinando con un toque de oro o la plata según la elección, vienen a corazón abierto que  permite  observar el funcionamiento y todos los engranajes… una pasada vaya!
También tienen una resistencia al agua, que nos evitará algún susto, al igual que las luminovas nocturnas que a mí particularmente me gustan tanto.
Si queréis saber más sobre ellos, más que mi humilde opinión podéis visitar su web Grayton.
Os dejo también un código de descuento del -15%  “NENA15” por si queréis aprovecharlo y haceros un buen regalo en estas navidades.
Mil gracias siempre por leerme!

You may also like

Leave a comment